La perfección; el yugo de la mujer moderna

La perfección. el yugo de la mujer moderna. mariposa de obsidiana

¿Alguna vez has dejado de hacer algo por miedo a la opinión de los demás?, ¿Necesitas la aprobación externa para sentirte bien?, ¿Tiene más peso lo que los demás opinan o o lo que tú sientes y crees respecto a algo?

Generalmente esa aprobación o desaprobación externa no es más que una proyección de nuestros propios juicios, de mensajes y creencias internalizadas que nos dicen que tenemos que ser perfectas. Y que si no lo somos, vamos a hacer el ridículo, no nos van a querer, nos vamos a quedar solas, etc.

Entonces, pra no errarle, muchas veces, nos quedamos en segunda fila, protegidas del juicio, de ser imperfectas, escondidas de nosotras mismas, en las sombras.

Las mujeres modernas o contemporáneas estamos sometidas a mucha presión, si eres buena en algo, tienes que demostrarlo y además se espera que seas buena madre, una maravillosa y fiel compañera, que disfrutes de una sexualidad plena, que tengas un cuerpo atlético y sano, que te desarrolles en tu trabajo, etc, etc pero sobretodo, que tus emociones no se desborden, porque la etiqueta de neurótica es muy pesada de sostener y es que tienes que estar al servicio de los demás, cuidar, contener y ser muy amorosa. Tienes que demostrar que te va bien en las redes sociales.

Pero, como todas sabemos, la realidad es otra y continuamente nos suceden cosas que nos recuerdan que no podemos controlarlo todo, porque somos humanas. Estar vivas es un milagro que damos por hecho.

Nuestra Eva actual sigue siendo responsable del pecado y la culpa del mundo y encima debe ser perfecta.

¿Qué pasaría si cambiamos el ser perfecta por ser una misma?

Marta Glez. Mariposa de Obsidiana.

2 pensamientos sobre “La perfección; el yugo de la mujer moderna”

  1. Seríamos más libres; siempre me he sentido que debo encargarme de todo, que sí no estoy, todo puede desvanecerse; en las relaciones he aprendido y aún estoy aprendiendo,que no pasa nada si nos dejan pero aún tengo vacíos, que me causan mucho vértigo al verme sola de nuevo; esto es lo que quiero aprender, valorarme y sentirme fuerte para afrontar los cambios con mayor entereza y plenitud; poder darle ese poder transformador a los cambios que se producen necesariamente y por lo que tenemos que pasar. Quiero ser una mujer sabía no una mujer herida en mi camino hacia la chamana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Marta González González
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que realizas en este Blog y poder contactar contigo.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email godaddy y en los servidores de Google Drive, todos ellos que cumplen con la RGPD
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en marta@mariposadeobsidiana.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

uno + dos =